¿Qué objetos nos olvidamos de meter en la maleta?

Aparcamadrid

Da igual con cuánta antelación prepares tu equipaje: es llegar a tu destino y comprobar con incredulidad cómo te has vuelto a olvidar las mismas cosas que te habías dejado en tierra en tus últimos viajes. Incluso hay ocasiones en las que ya te das cuenta de tu despiste en nuestro parking de larga estancia en Barajas T1, pero ahí ya poco puedes hacer más que resignarte y jurar que nunca más te volverá a ocurrir.

¿Hay objetos que tienen un don especial para ser olvidados cuando hacemos la maleta? Todo apunta a que así es ya que aunque no lo creas, existen una serie de artículos que son olvidados por muchas más personas de las que crees. Hoy te contamos cuáles son algunos de ellos y te proponemos algunas alternativas o consejos para que no te vuelva a pasar.

Pijama

Un clásico. Estamos tan preocupados de meter en la maleta todas las prendas del mundo “por si acaso” que nos olvidamos precisamente de la que vamos a necesitar sí o sí.

Afortunadamente, si este olvido se produce en verano tiene fácil solución ya que una camiseta o alguna prenda de playa pueden hacer las funciones de pijama. Y si no, siempre queda la opción de adquirir uno en tu lugar de destino.

Zapatillas

Si en esta ocasión no te has olvidado de meter el pijama en tu bolsa de viaje, no cantes victoria que aún queda realizar otra comprobación: ¿has llevado unas zapatillas? Efectivamente, te toca volver a ir descalzo al cuarto de baño por haber olvidado de nuevo las zapatillas.

Quizás durante las vacaciones de verano esto no suponga la mayor de las tragedias porque caminar descalzo por el suelo del apartamento o del hotel donde te alojas puede llegar a resultar agradable para combatir el calor, pero en invierno la cosa cambia.

Unas chanclas de playa pueden convertirse en un comodín perfecto cuando se han olvidado las zapatillas, además de que resultan muy útiles si te quedas en un hotel con piscina o spa, pero si no dispones de unas, intenta hacerte con unas zapatillas de verdad para estar más cómodo y no convertirte en un pies negros.

Cargador de móvil

Cuando vamos a viajar, querer salir de casa con el móvil a tope de batería es lo más normal. Por eso, la mayoría de las personas lo dejan cargando la noche previa y, como ya se sabe que las prisas no son buenas consejeras, es muy probable que te olvides el cargador en el enchufe que has utilizado la noche anterior.

Para evitar este olvido es recomendable que cambies de enchufe nada más despertarte y mantengas tu móvil conectado a la corriente en otro que esté mucho más a la vista para que no se te olvide cogerlo. Otro consejo si viajas a menudo, es que tengas un cargador de más en la maleta para evitar este contratiempo.

Llaves de casa

Los felices días de vacaciones se han terminado o ese agotador viaje de trabajo toca a su fin. Estás deseando llegar a tu casa pero ¿cómo piensas entrar en ella si has olvidado llevarte unas llaves?

No está de más que, si vives solo o viajas con toda la familia y no queda nadie en el domicilio, lleves un pequeño neceser con las llaves que puedas necesitar a la vuelta comenzando por las de tu vivienda… para garantizar que no ocurran este tipo de percances.

Confiesa: ¿a qué tú también has olvidado alguno de estos objetos? Afortunadamente si hay algo de lo que no debes preocuparte es de tu coche, que estará perfectamente cuidado y vigilado en nuestro aparcamiento de larga estancia en Barajas. Confía en la profesionalidad de Aparcamadrid cuando quieras tener tu coche a mano al regreso de tu viaje. El resto de cosas, ¡queda en manos de tu memoria!